viernes, 12 de agosto de 2016

Etiquetas

Etiquetas para jabón de café variadas, según el tamaño que queramos que tenga la etiqueta.


Bayas rojas y azules, para jabón, mermelada..... eso va en gustos y aficiones.



Un conjunto de lunares en blanco y negro.

viernes, 5 de agosto de 2016

Jabón de aguacate


Jabón de aguacate, con un oleato de huesos de aguacate  y aceite de aguacate. Además, oliva, coco, palma y cacahuete; las inclusiones son de un jabón antiséptico que no sé si patentar, una de esas ideas locas que se me ocurren de vez en cuando, pero que es la bomba.

Los puntitos oscuros son el mismísimo hueso de aguacate muy bien molido e incorporado al jabón.



Hice un hermoso lote, de dos kilos, así dura hasta navidad.



Tengo en espera un oleato de almendra de mango, y aceite de mango, para un jabón, pero eso será ya en septiembre.

domingo, 24 de julio de 2016

Jabón de laurel y romero


Con oleato de laurel y romero, y redondo para variar. Con aceite esencial de romero y aceite de laurel.  Ideal para problemas de hongos, acné, psoriasis, eccema y como jabón íntimo por su poder fungicida y para combatir piojos.

El romero es antioxidante y antiinflamatorio, apto para pieles delicadas, tonifica nuestro cabello y protege la piel. 

Lleva, además, hojas de laurel y romero micronizadas y una decocción de bayas de laurel; todo junto le da ese color marrón, no contiene ningún colorante.

Un buen jabón para el verano, que protegerá nuestro cuerpo desde los pies a la cabeza, ahora que andaremos entre playas y piscinas, soles y calores, idas y venidas.



domingo, 17 de julio de 2016

Jabón en crema para lavavajillas o lavadora




Parece nata montada, pero es un jabón, y además jabón de aceite usado; en este blog tenéis varias recetas para hacerlo, buscad en fórmulas, y en limpieza de la casa.

Una vez hecho el jabón sólido de sosa, lo rallo y lo lavo con sal: peso un kilo de jabón, pongo una olla al fuego con dos litros de agua y 100 gramos de sal; cuando está a punto de hervir, añado el jabón rallado y remuevo un buen rato, trituro con la batidora y enmoldo en un recipiente de plástico amplio; cuando endurece desmoldo con guantes, en el fondo del recipiente tenemos toda el agua sobrante, la mayor parte de la sal, la glicerina y los insaponificables contenidos en el aceite;  hemos convertido el jabón con sobreengrasado negativo en un jabón neutro sin glicerina.

La siguiente tarea es rallarlo de nuevo (ahora ya no es tan duro ) y añadirle su mismo peso en agua caliente sin poner al fuego; hay que remover bien y esperar a que se disuelva todo, cuando esté tibio, añadimos un buen chorro de alcohol para que quede líquido ( 50 gramos al menos). En ese momento añado entre 50 y 100 gramos de percarbonato con mucho cuidado, hará reacción y la masa subirá , hay que hacerlo poco a poco y en un recipiente grande.

El resultado es una "nata" estupenda, ni sólida ni líquida, sino en crema



Espero que lo probéis y me dejéis algún comentario

sábado, 11 de junio de 2016

Jabón de avena y primavera market en Tabacalera


Jabón de avena, suave para la piel castigada por el sol en verano. 

Lo puedes comprar este domingo 12 de Junio en Tabacalera, junto con otros muchos y otros productos artesanos:



Domingo 12 de Junio, de 11 a 20 horas.

Os esperamos

domingo, 5 de junio de 2016

Jabón de chocolate y naranja


Desde el otoño pasado no había hecho jabón de chocolate, así que ya tocaba, esta vez con naranja. Lleva aceite de oliva, palma, coco, colza y maíz. Con corteza de naranja seca y molida, cacao puro y a.e. de lima, bergamota, hinojo, litsea cubeta y petit grain. Huele rico rico.

He vertido el jabón por el centro, en capas sucesivas y luego he volteado con una cuchara, a lo loco, y no ha quedado mal.


Hacía ya mucho que no elaboraba jabón con naranja, y la verdad es que me trae muy buenos recuerdos, allá por mis inicios jaboneros.

He hecho dos kilos, espero tener chocolate para todo el verano.

martes, 3 de mayo de 2016

Jabón de miel

Ya tocaba hacer un jabón de miel, uno de mis favoritos.



Este jabón siempre lo hago en caliente, en la olla de cocción lenta; aparto un poco de agua para diluir la miel, y cuando está bien disuelta, la meto en la nevera para que enfríe.

Mientras, preparo la sosa y peso los aceites, trazo ligero y a la olla; no lo pierdo de vista y cada 10 minutos lo miro, por si necesita una vuelta. Tapadito hasta que gelifica; entonces lo apago, le añado el sobreengrasado y los esenciales, la miel con el agua, un buen meneo y al molde.



No se abriga, claro está:
1 porque es un jabón de miel.
2 porque está hecho en caliente.

En cuatro o cinco  horas está listo para desmoldar, y usar.

Lo dejo un par de semanas  para que endurezca bien, y ya se puede envolver y etiquetar.

martes, 26 de abril de 2016

Primavera Market en Tabacalera



El día 1 de Mayo estaré en Tabacalera con mis jabones y mis cartonajes.
No os perdáis esta ocasión, habrá cosas muy bonitas y estupendas ofertas, esos jabones que se ven en primer plano están de oferta ¿ a cuanto? si pasas, lo sabrás.



Este es el cartel de la feria, con el horario, no te lo pierdas.



jueves, 21 de abril de 2016

Jabón de recortes

Los recortes de jabón nunca se tiran, creo que eso lo sabemos todos y todas. Siempre sirven para algo útil.



Recortes de jabón beldi, de sal y glicerina que quedaba por ahí. Todo picado y a la olla de cocción lenta. Un poco de agua, algo de alcohol al final,  aceite esencial de sándalo y bergamota y al molde; son jabones pequeños, unos 40 gramos, para viaje o para la jabonera de las manos, me gusta como han quedado, parece turrón empedrado. 



Ojo con los refundidos, no añadáis nunca colorante rojo, os arriesgáis a elaborar mortadela, o choped si lo hacéis cuadrado.

En este caso no he añadido ningún colorante. Los recorte de jabón beldi eran oscuros, el de sal blanco, y la glicerina roja y verde.

viernes, 15 de abril de 2016

Jabón de sal del Himalaya

Reconozco que es uno de mis favoritos. La sal acondiciona la piel y ayuda a cicatrizar heridas.

Si además es una buena sal, aporta minerales  a nuestra ducha o baño. A mi la sal del Himalaya   me encanta.



He hecho dos kilos, no me gusta quedarme sin este jabón.

Se puede añadir la sal en la traza, disuelta en un poco de agua o sin disolver si la traza es ligera y queremos que el jabón tenga un ligero efecto exfoliante, siempre que se trate de una sal fina, claro.

Añado una foto más, con el jabón ya envuelto.