viernes, 18 de enero de 2013

Cómo transformar un plato en una jabonera

Un platito que me costó un euro. Es mono, pero el jabón húmedo se agarra a la base como un demonio. 
Mi antigua jabonera pasó a mejor vida, y lo simple tiene su encanto, pero había que buscar una solución.


Y encontré una barata y bien simple: corté un palillo de brocheta de madera en cuatro trozos y lo pegué en el fondo con barniz resistente al agua. 
Lo dejé secar y coloqué el jabón encima ¡ y funciona!










5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, a mi me gusta porque es sencillo y barato

      Eliminar
  2. acabo de descubrir tu blog y estoy encantada!!!! muchas gracias por la pedazo de idea estupenda! te sigo desde ya. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. que idea más buena! no conocía tu blog y ha sido un descubrimientazo, te sigo desde ya!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, es un verdadero honor tener a alguien como tú por aquí. Gracias

    ResponderEliminar