jueves, 11 de agosto de 2011

Remedio casero para granos y espinillas


Las espinillas se producen fundamentalmente por un exceso de secreción de las glándulas sebáceas. Con frecuencia aparecen en el rostro, cuello, espalda y otras zonas donde estas glándulas son abundantes.

La industria cosmética ofrece numerosos productos para tratarlas, a veces de dudosa eficacia.
Hoy os traigo una fórmula casera barata y al alcance de todas/os.

Seguro que tenéis en casa limones ¿verdad? si no es así, vamos a la frutería. Necesitaremos medio limón, un cuarto de aspirina u otro fármaco que contenga ácido acetilsalicílico, y una tirita.

Hay que machacar la aspirina y añadirle unas gotas de zumo de limón. Una vez preparada esta mezcla, se pone una pequeña cantidad en la tirita, y ésta sobre el grano o espinilla. Conviene dejarlo actuar toda la noche, y si se trata de un grano grande, puede ser necesario repetir la operación.

Lo he probado y funciona muy bien.

El ácido acetilsalicílico necesita un medio ácido para actuar eficazmente, de ahí que agreguemos zumo de limón, aunque también serviría vinagre, o cualquier producto con un ph ácido. También posee propiedades antimicóticas, lo mismo que el limón.

Si los granos o espinillas se presentan en una zona amplia, necesitaríamos mayor cantidad, si hay heridas podemos diluir la mezcla en agua destilada al 50%.