domingo, 29 de agosto de 2010

Chocolate


Jabón de chocolate con manteca de cacao y aroma de vainilla. Y cacao puro, por supuesto.

lunes, 23 de agosto de 2010

Con aceite usado

Jabón para lavar con aceite usado.

Un jabón asombrosamente blanco, robaron la foto para ponerla en una web, explicando como se hacía......jabón de glicerina, vamos, parecido....jaja ja  

Una de las cosas que le otorga esa blancura es  un buen curado, y la capa de carbonato, producto de la desintegración de la sosa sobrante.

Flores de la basura


Con botellas de plástico hemos hecho flores. Mis nietos, mi hija y yo. Satisface enseñarles a reciclar, a cuidar lo que tenemos y a aprovechar recursos contaminando menos.
El tapón es el centro de la flor; solo hacen falta unas botellas vacías, tijeras y un poco de pintura si les quieres dar color. El tallo se hace con un palito de madera.

viernes, 13 de agosto de 2010

Para la ducha

Jabón de oliva y ricino con manteca de cacao, manteca de karité y aroma de canela. Me encanta la suavidad que tiene.

martes, 10 de agosto de 2010

Bruja antes que jabonera



¿Cómo es eso de que el que ha sido cocinero antes que fraile? que sabe lo que pasa en la cocina ¿verdad?

Pues eso, que antes que jabonera soy bruja, mucho antes. Y mi cabeza no para quieta. Tengo que experimentar y definir bien mis teorías; al fin y al cabo poca diferencia hay entre conjurar sobre un caldero o dar vueltas al jabón, no es lo mismo darlas en Deoxil que en Widdershins, igual que no es lo mismo invocar que desterrar. No es lo mismo un jabón de luna llena que un jabón de luna nueva, o creciente.¿Qué limpia más? ¿las burbujas del aceite de coco o un oleato de ruda en la traza?. Marcar runas sobre el jabón (juro que me haré uno con Laguz). O anotar junto con los ingredientes de cada jabón los aspectos astrológicos bajo los que se gestó. Qué se yo, tantas cosas que no sé si podré abarcarlas.

Al final va a resultar que soy una bruja de cocina.

No creo que nadie haya hecho jabón especial para brujos, antes cada uno hacía el suyo, igual que hacía sus velas, pero ya es hora de que alguien se lo plantee desde dentro.

Y lo más importante, las emociones; es difícil explicar lo que sientes cuando haces jabón, el estado de trance al que te transporta el giro de la cuchara, convertida por derecho propio en varita mágica, mientras esperas que llegue la traza. Verdaderamente puede ser un ritual increíble ( por el poder del aceite de oliva y de la sosa caústica, invoco a los dioses de la traza, para que sea firme y rotunda, para que surja la saponificación y este jabón aleje las sombras y lleve la vida allá donde vaya, por el bien de todas las cosas, o su equivalente o algo mejor).

En fin, los que me conocen ya saben de mis delirios de madrugada y que nunca hablo más en serio que cuando bromeo.

Continuará.....

lunes, 9 de agosto de 2010

Curso de jabones artesanos


El próximo día 28 de agosto, sábado, daré un curso de jabones en El Beso, Madrid, calle Loreto y Chicote nº 9 (metro Gran Vía o Callao).

Haremos jabón de lavar con aceite reciclado, que tanto nos sirve para la lavadora rallado como para fregar los platos o limpiar la vitro. Nunca hay que tirar el aceite usado, cada litro de aceite puede contaminar hasta 1000 litros de agua, mejor llevarlo a un punto limpio o hacer jabón; con ello evitamos tirar el aceite, usar detergentes industriales altamente contaminantes y además nos ahorramos un dinerito, que hay crisis.

También haremos jabón líquido para lavadora o platos, por si no queremos andar rayando jabón, con un método muy original, se llama "el método de las maracas".

Jugaremos un poco con la glicerina, para que luego podáis hacerlo en casa con los niños si tenéis. Se trata de derretirla y colorearla, añadiendo aromas y otros productos que la enriquezcan.

Y para finalizar haremos un jabón de tocador de 4 aceites ( oliva, almendras, coco y ricino). Cada uno de los aceites aporta unas cualidades al jabón, el de oliva vitaminas A y E, el de almendras emolencia y cuidado para la piel, el de coco dureza y espuma, y el de ricino crea una película invisible que protege la piel, además de ser estupendo para endurecer las uñas.

Esto en cuanto a la práctica, también incluimos teoría en cómodas fotocopias, por si no queréis tomar muchas notas. Os he preparado un montón de recetas de jabón, incluyendo uno especial para lavavajillas, información sobre los diferentes aceites y sus cualidades, aceites esenciales y plantas cosméticas, otros ingredientes que se pueden incluir en el jabón. ¿Sabíais que se puede hacer jabón de cerveza? viene bien para después de la resaca.....

También hablaremos sobre las medidas de seguridad, todos los conceptos relacionados con el jabón, cómo calcular vuestras propias recetas, cantidades máximas de cada tipo de aceite que se pueden poner en un jabón, cómo arreglar desastres si es que ocurren, y un montón de cosas más.

El curso incluye todos los materiales, únicamente váis a necesitar un boli y un cuaderno si queréis tomar notas, y eso sí, si traéis aceite usado lo podemos aprovechar para el jabón de lavar.

Estaremos jaboneando de 12 a 15 y de 17 a 20

En fin que si queréis pasar un sábado divertido, podéis enviar un mail a cursoselbeso@gmail.com.

Para más información:

http://elbesomadrid.com/beso/

http://elbesomadrid.com/beso/ficha_evento.php?id=13

http://tejidoslarevoltosa.blogspot.com/

viernes, 6 de agosto de 2010

Tres culpables y una inocente



O cómo empezó todo este lío de los jabones.

Allá a principios de la primavera, mi hijo me pasó unos vídeos para ver.

Hace años que reciclo y que intento no despilfarrar recursos. La frase que más repito desde hace mucho cuando voy a comprar es: no me des bolsa que llevo; antes que el carrefour, mucho antes; cuando me prejubilé hace tres años me dí cuenta de que tenía más tiempo para pensar... y para ir de compras; me enconté un día planteándome y haciendo números para calcular cuantas bolsas de plástico le dan a la semana a la Mari media española.

Calculé que fácil eran 20 a la semana. ¿Y cuántas Maris hay en España? ..... definitivamente, demasiadas bolsas de plástico.

Mi hijo diseña ropa, pero no da bolsas de plástico. Hace bolsas de tela con los retales que sobran del corte, lo llamó bolsas de usar y no tirar. Así empezó la guerra de las bolsas y de otros muchos envases inútiles.
Primer culapable: mi hijo

Los vídeos de esta primavera me impresionaron bastante : De dónde vienen las cosas
Aquí está la segunda culable : http://www.youtube.com/watch?v=LgZY78uwvxk

Poco después encontré esto en la red, creo que maquiando qué más recursos ahorrar, tercera culpable: http://eco-daisy.blogspot.com/2008/03/los-detergentes-y-suavizantes.html

Empecé a hacerle ojitos al aceite usado, y a indagar; resucité los recuerdos de mi infancia y me ví de nuevo ante la lebrilla del jabón, dándole vueltas con la caña a aquella mezcla opaca, viendo el giro hipnótico e incesante que producía la caña.

Desperté del sueño y me fuí a san google: jabón de lavar casero.

Hice mi primer jabón y salió bien Lo corté un poco mal, impaciencia de novata que no es capaz de esperar más.
Subí una entrada a mi blog: http://narohaatalanta.blogspot.com/2010/06/cuando-era-nina-en-casa-haciamos-jabon.html pero yo era inocente

Inocente pero curiosa. Empecé a ver fotos de jabones de tocador caseros, tantos y tan bonitos. Empecé a experimentar, que si aceite de almendras, que si ricino, coco, esencias, jabones redondos, cuadrados, esta botella de gel tiene una forma chula como molde, la garrafa del agua mineral para hacer jabón líquido, fíjate esos jaboncitos de glicerina transparentes....

Ya había caído en la trampa. Viví semanas de jabón casi diario. entusiasmada con mis progresos y fastidiada cuando algo salía mal.
Ahora lavo la ropa con mi jabón, tengo jabón líquido para fregar el suelo, los platos, para ducha, para manos, y tantas pastillas de jabón en mi baño que no sé con cuál lavarme.

Tengo muuchos jabones curándose, y otros ya curados. Tendré que empezar a venderlos, si no tengo jabón hasta que mis nietos tengan canas.

Ahora maquino en sus envoltorios. He visto en el rastro, a última hora, montañitas de cajas nuevas de zapatos de niño; venden loa zapatos y tiran las cajas: buenas cajas de cartón duro que tuneadas pueden contener dos o tres jabones para regalar, y luego servir para guardar cosas.

Tengo un calendario de diosas egipcias precioso, y unos fascículos de las hadas de las flores muy chulos, sirven para forrar las cajas. Todo reciclado, todo nuevo-viejo, y yo más contenta que unas pascuas, y contaminando un poco menos......

La pregunta es si sigo siendo inocente.